sábado, 21 de octubre de 2017

Eli Rodríguez Poesía: Maldonado

Veo un nacido, el sitio de la brecha
el tembladeral de los ríos, la raza sola.
Veo la época del artesano
un tejido  de alambre
que viaja en alas, allí al fondo
la barba del remojo no aparece.
El rapto.
En la holgura del cielo se vuelcan
los toboganes al cuello
o  las violetas poéticas en los mantos
o  los gritos en el agujero
de 80 días.
La verdad se esconde en los globos
y explota.
Alguna fuerza
salió de la ciudad 
al cuerpo de Santiago.
En el continente Maldonado es Maldonado
y el asombro se sentía en la mano
tan rojo, tan ceja
tan luna.
Un pincel del anhelo
un hierro de encuentros
azota
nos descalzamos de pie
nos prendemos fuego y ahí nomás
a quemarropa se envuelve
la memoria.
Y el asombro se sentía en la mano
tan rojo, tan ceja
tan luna.