lunes, 14 de agosto de 2017

Eli Rodríguez Poesía: Sin escuela

Entrelazadas las manos al aire
el dial era un hilo para encontrar
una zamba dando voz a la noche.

El sueño  antes del  sueño era Falú
Yupanki,  Osiris, los del Suquía
era letra en colores de paisajes
mientras la pieza vestía a la silla
con la túnica para la mañana.

Aquella música apagaba el miedo
y las aprendí en la piel de mis viejos
que no habían terminado la escuela.

Entonces, no había allanamiento.No
La esperanza dormía en la milonga
que sobre el juego de la melodía
un Guitarrero en corazón abierto
tarareó en  pliegues del portafolios.